Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 13 el Sáb Ene 19, 2013 7:50 pm.



Últimos temas
» Hielo & Fuego ~ Confirmación Élite
por Invitado Mar Mayo 15, 2012 11:37 am

» Famous Swagger (Normal-Nuevo)
por Invitado Sáb Abr 21, 2012 8:27 pm

» Buscando a algunas personas... {0/3}
por Kyle P. Wells Mar Abr 17, 2012 6:53 pm

» Kyle P. Wells {Ficha Completa}
por Kyle P. Wells Mar Abr 17, 2012 6:24 pm

» {Registro de Cabaña}
por Kyle P. Wells Mar Abr 17, 2012 5:33 pm

» {Registro de Raza}
por Kyle P. Wells Mar Abr 17, 2012 5:32 pm

» {Registro de Nombre y Apellido}
por Kyle P. Wells Mar Abr 17, 2012 5:29 pm

» {Registro de Avatar}
por Kyle P. Wells Mar Abr 17, 2012 5:28 pm

» Vigilando los ¿Alrededores? [Edward]
por Juliette S. Shepard Mar Abr 17, 2012 1:06 pm

Foros Vip
Compañeros

Crear foro




Áine O'Connor

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Áine O'Connor

Mensaje por Áine O'Connor el Dom Mar 18, 2012 6:33 am



●Áine Ytzayana O'Connor●


"Todo lo que brilla no es oro"

●Datos Generales●

Nombre Completo: Áine Ytzayana O'Connor Eisenberg
Edad: 26 aparentes. 420 reales.
Raza: Vampiro
Orientación Sexual: Heterosexual.
Nacionalidad: Irlandesa.
Fecha de Nacimiento: 23 - Dic - 1592.

●Descripción Psicológica●

Descripción Psicológica: (Mínimo 8 lineas completas)
No es una chica que sea difícil entender, se considera muy sencilla, pues es tranquila, tanto que hasta a veces la consideran como una chica antisocial, y todo porque en ocasiones prefiere quedarse en casa, relajarse y pensar sobre varias cosas, entre ellas todo el tiempo que ha vivido y como lo ha hecho. Aunque también la han considerado como antisocial, por aquello de que no tiene muchos amigos, prefiere que sean pocos, pero de aquellos con los que puedas contar día y noche o al menos que te puedan ayudar en algún momento difícil, es por ello que analiza a las personas con detenimiento, antes de considerarlas como amigos.
Por naturaleza es una chica dulce y tierna, tiende a ayudar a quien más lo necesita sin pedir nada a cambio. Solo que muchas veces esto ha sido para mal, le han visto ver su suerte de alguna manera. Pues suele equivocar a quien le da la ayuda, les tiende una mano pero como dicen, también han tomado su pie, por eso es que en estos años, ya no ayuda a todos como antes, ahora solo lo hace a quien realmente se ha ganado su confianza y amistad.
Con respecto a esto de la amistad, si te la ganas será una amiga incondicional, te apoyará en todo, tanto en tus locuras y travesuras como también en tus problemas, siempre podrás contar con ella, a toda hora del día. Pero es o si jamás la traiciones, porque si haces eso, te guardara rencor y mucho.
Es celosa como toda mujer, no en extremo o con un grado de locura, es moderada, sobre todo en sus relaciones amorosas y con sus amigos, a los que realmente quiere.
Guarda en su interior un cierto grado de egocentrismo, frialdad y crueldad. La mayoría de las veces solo sale su lado egocéntrico, en aquellas ocasiones donde ay alguien que le molesta o no le cae bien. Es fría y cruel con aquellos que la han lastimado o herido a alguien que quiere o aprecia mucho. Pero este lado se asoma cuando su sed de sangre la supera.
No es enamoradiza, pero cuando se llega a enamorar de alguien lo da todo por él, además de ser tierna y dulce, pero sin llegar a ser empalagosa.
Es algo despistada, no en extremo, pero suele comportarse así cuando hay algo que la pone nerviosa u otras veces cuando esta algo desconcentrada o una conversación le aburre.
Su forma de comportarse va dependiendo con quien se encuentre, con los amigos es relajada, traviesa, divertida, pero cuando se encuentra con personas que requieren de más atención, recuerda sus épocas de protocolo siguiéndolos al pie de la letra aunque este "muriéndose" de aburrimiento o por querer hablar como siempre, como realmente es.


●Descripción Física●

Descripción Física: (Mínimo 5 lineas completas y una imagen en spoiler)
Áine no es muy alta, mide aproximadamente 1.65cm. Su cabello es largo (hasta la cintura) castaño oscuro y lacio. Lo cuida mucho para que se mantenga sedoso y brillante. Su tes es apiñonada, pero mantiene su mejillas sonrosadas (esto es gracias a un poco de maquillaje, ya que por su naturaleza es algo pálida) y muy suaves. Sus ojos son de color miel, no muy grandes ni muy pequeños, pero lo suficientemente expresivos como para saber como se siente. Su nariz es pequeña pero respingada y sus labios son sonrosados, los cuales mantiene humectados con un poco de brillo labial.
Su forma de vestir, no es muy atrevida ni tampoco muy anticuada, solo que se viste con lo que se siente cómoda, prefiriendo la ropa que es de color negro, lila o morada y guinda.
Spoiler:


●Historia●

Biografia: (Mínimo 10 líneas completas)
Áine Ytzayana O’Connor Eisenberg o mejor conocida como Áine Ytzayana Strauss Eisenberg, fue fruto del amor de un matrimonio Alemán. Fue una pequeña muy esperada, pues lamentablemente ya habían perdido 3 hijos, después de una semana de nacidos.
Su familia se desarrollo dentro de un ambiente de clase media alta, no eran demasiado adinerados pero tampoco les faltaba nada. Dado que durante el embarazo hubo una serie de asesinatos causados por la locura de la brujería y sospechas de seres completamente fuera de este mundo, salieron huyendo hacia Londres, pero al no encontrar un buen lugar, migraron nuevamente hacia Irlanda donde finalmente nació Áine. Fue un parto complejo, pues su madre no obtuvo la ayuda de alguna comadrona, pues vivían muy alejados de cualquier población, pues los extranjeros alemanes no eran bien visto en esa zona. Sin embargo dada su economía disfrutaban de muchos privilegios y servicios que los demás no.
Finalmente tras varias horas de trabajo de parto, la pequeña nació en un día de invierno de 1592.

Su vida durante su infancia fue normal, llena de normal, reglas y protocolos que sus padres aun conservaban de su vida en Alemania. Como toda niña quería explorar, jugar y divertirse con todo aquello que le rodeaba y aunque podía hacerlo, siempre era supervisada por la ayudante que su madre tenía. A causa de sus juegos sufrió varios golpes y rasguños y una que otra herida que dejo cicatrices en sus rodillas, pero al mismo tiempo, le formaron recuerdos de lo que ella fue algún día.
En los años venideros cuando ya tenía edad para tener una educación académica, fue limitada a lo que en esos años una mujer podía estudiar, música, arte, equitación, etc. De esta manera aprendió a tocar el piano, no es muy buena pintando pero en lo que se refiere a la equitación, es bastante buena, sobresalió en este aspecto.
Su presentación ante la sociedad se dio durante la famosa cacería de zorros durante el otoño. Ese día conoció a varios varones que podían considerarse como su futuro. La decisión no era de ella, si no de sus padres y del padre del muchacho, pues más que nada era un trato que se cerraba entre los progenitores. Así entonces a la edad de 20 años ya estaba comprometida con el apuesto joven McLoughlin, un chico de modales refinados, completamente un caballero, que tenía solo un defecto, le encantaban las mujeres, eran su debilidad y aunque ante todos era alguien que no rompía ni un solo plato, los que tenían el privilegio o desgracias de conocerlo, sabían que su adicción, lo llevaba a peleas graves, solo que hasta ahora había salido victorioso de dos duelos. Mientras tanto, la relación que llevaba con Áine o a lo que se le podía llamar como relación, iba de lo más normal o de lo mejor, por el momento. Rupert McLoughlin fue su profesor de esgrima, decía que toda mujer debía saber llevar un florete para cualquier circunstancia y de esta manera la chica aprendió un poco más de lo que ya le habían enseñado.
Una tarde de abril, dos meses antes de que sus nupcias se celebraran Rupert murió tras perder un duelo, que se dio por defender el honor de un aristócrata inglés que vacacionaba junto con su joven esposa en los campos irlandeses. Tras este desafortunado desenlace Áine, quedo sin un varon con quien desposarse.
Durante los siguientes dos años, su padre busco con quien desposarla, pero por la edad de ella ya era muy difícil encontrar alguien que quisiera tomarla como esposa. Ella estaba convencida de que era mejor estar soltera, podía disfrutar de lo que sus amigas ahora ya no podían, varias de ellas tenían hijos y otras más estaban esperando la llegada de su tercer o cuarto hijo, lo que las limitaba mucho, pues tenían que dedicarse a sus familias o por lo menor fingir que lo hacían, e inclusive hacer lo que su marido les dictaba, algo que a ella no le gustaba en lo más mínimo, para Aíne la libertad que tenía para poder hacer y deshacer lo que quisiera era lo más apreciado que tenía, pues su padre a pesar de ser estricto, no la limitaba como en ese tiempo se limitaba a una mujer.
Soltera y sin ningún compromiso Áine cumplió los 25 años, pero su mundo cambio en un mañana de otoño la cacería de zorro se llevaría a cabo. Era una linda mañana todo estaba listo para salir desde temprano. Dos días antes un amigo de su padre había llegado desde Alemania para pasar unos días en la finca. Razón por la cual esta cacería era especial, pues era en honor del señor O’Connor y de su hijo. A las 9 de la mañana en punto se reunieron en las afueras del bosque, todos parecían contentos, pues era un día perfecto aunque algo frío sin embargo esto no le quitaba lo hermoso que había amanecido. Las jaurías estaban listas y los jinetes también, pero como Áine no podía ir sola se le asigno a Ferdinand O’Connor, uno de los invitados especiales, y aunque en un inicio se negó, su padre no solo le pidió, sino la obligo a ir con él durante todo el recorrido, hasta que a terminaran. Sabía por la servidumbre que era un chico apuesto, egocéntrico y hasta frío, por eso se negaba a ir con él ese día. Una trompeta anuncio el inicio de la cacería los perros salieron corriendo guiados por el aroma de los zorros, los jinetes siguieron a sus respectivas jaurías y ella sin mucha emoción, le pidió al chico que la siguiera. Ella sería su guía, él desconocía por completo esta tradición, así que no tuvo de otra más que hacerle caso a la chica. Todo iba perfecto hasta que él por querérselas dar de un chico bien orientado y de saber lo que hacía tomo el lado contrario hacia donde los guía su sabueso, y es que a pesar de los reclamos de Áine, él no mas no hizo caso, por lo que la muchacha tuvo que seguirlo de esta manera terminaron perdidos en el bosque. Áine desmonto, pues dos veces habían pasado por ese mismo sendero que no los llevaba a ningún lado. Sabía que no debía discutir con un varón, pero ahora eso no le interesaba por su culpa estaban perdidos y cada vez se hacía más tarde, el mediodía hacia horas que había quedado atrás. Tras una discusión algo acalorada y tras ver que este chico si era de los más egocéntrico y necio que podía haber no le quedo de otra más que darle por su lado y así evitar más charlas que nos los llevaban a ningún lado. Se sentaron un rato, los caballos estaban agotados y ellos también necesitaban descansar. Bajo la sombra de un árbol reposaron un rato y al no tener más que hacer comenzaron a charlar de cosas nada relacionado con el que estuvieran perdidos, pero detrás de todo ese caparazón de egocentrismo, Áine podía ver que Ferdinand era un chico sensible, alguien a quien se puede querer de forma fácil, pero se escondía detrás de esa máscara porque todos buscaban algo de él o de su padre, pues su apellido no era de gratis. Este era reconocido en la alta sociedad alemana y todo padre de familia que tuviera una hija en edad casamentera lo quería de yerno y no por el hombre que él era sino por la fortuna que poseía. Áine no le contó mucho de su vida, solo lo que sus padres le habían enseñado, y en lo que ahora pensaba de estar soltera y sin un hombre que la atara a una vida en la que ella perdía toda libertad. Esto tal vez fue lo que a Ferdinand le atrajo de Áine. Antes de poder conocerse más, varios cascos de caballos se escucharon a lo lejos, ya habían llegado por ellos, así que su charla quedaría pendiente para después.
A eso de las 6 de la tarde todos regresaron a la finca, donde un gran festín los esperaba. A partir de ese día, Ferdinand y Áine buscaban cualquier excusa para verse durante la estancia de él. De esta manera su amistad creció y también su atracción, que era mutua. Al cabo de un mes, Ferdinand hablo con su padre, quería tomar por esposa a Áine y no había nadie que se lo fuera a impedir, pero realmente no había nadie que se lo impidiera, ambos padres estaban de acuerdo. La boda se celebraría, en la primavera siguiente, para ese entonces la chica ya tendría los 26 años de edad y él 29 años. Esto realmente no les importaba, lo único que les interesaba eran sus sentimientos.
El día de la boda todo estaba listo, pero lamentablemente Áine nunca llego, pues fue atacada por algo que nunca antes había visto, solo recuerda un intenso dolor y después todo fue oscuridad. Despertó más tarde en un sótano, rodeada de varias personas, pero las cuales no eran su familia. Ese día comprendió que no era más humana, pues al intentar huir de ese lugar casi se consume con el sol. Tres días estuvo internada en ese lugar húmedo y mohoso y al cuarto salió, pero su familia ya la daba por muerta solo habían encontrado de ella una cadena que llevaba sus iniciales. Un integrante de su nueva familia le explico que era complicado que pudiera relacionarse con su familia, porque sus instintos la podrían traicionar. Luego de eso no supo más de sus padres, se rumoreaba que alguien los había atacado y habían muerto y en cuanto a Ferdinand había regresado a Alemania, pero había muerto al caer de su caballo. Al no haber podido desposar a Ferdinand O’Connor, ella se cambio el apellido, siendo desde entonces conocía como Áine O’Connor, de esta manera Ferdinand siempre sería recordado por ella.

Los años pasaron y la vida que Áine conoció, fue cambiando poco a poco, su forma de ser, también evoluciono. No fue un cambio drástico, pero se hizo más reservada. Y durante años y siglos se dedico a viajar, estudiar, hacer cambios en su aspecto físico, algo que fuera más acuerdo a la época en la que iba viviendo, pero lo que nunca había podido controlar era el instinto vampírico que poseía. Su sed de sangre iba más allá de todo control que pudiera tener, y más de una vez casi extingue a un poblado. Esto solo la hacía seguir huyendo y buscar un lugar donde pudiera permanecer más tiempo, pero imposible y aunque viajaba sola para así evitar peleas con los otros, necesitaba de alguien para que la ayudara a controlarse, pero nadie la podía ayudar. Durante años se comporto como una humana común y ordinaria, pero al final siempre caía y esto la hacía huir y comenzar de nuevo. Así conoció por fin un campamento, donde se decía podían ayudarla a controlar todo aquello que su naturaleza le pedía. Por fin logro hacer amigos y encontrar a vampiros que lograban ayudarla en sus recaídas pues más de una vez quiso atacar a algún hechicero o un metamorfo para saciar su sed. Cada año asistió a este campamento, pero luego de un tiempo no solo fue como una campista más sino como alguien que podía ayudar a los nuevos, sin embargo en 1950 una tragedia sacudió al campamento, un grupo de licántropos fuera de control acabo con todos los que se encontraban en este lugar. Nadie aun ha podido explicar la razón de aquella masacre, pero los culpables no fueron perdonados, fueron cazados cual bestias y asesinados, para pagar aquello que les arranco la vida a varios chicos. Días después de esto, interrogaron a Áine, pero ella ese día de la masacre había salido a buscar algo para controlar su sed, y al regresar se encontró con la escena que le hizo participar en la cacería de esos licántropos.
En la actualidad, junto con su amiga Cassandra Aldridge compraron el campamento, lo reabrieron con la esperanza de poder ayudar a aquellos chicos que han tenido la oportunidad de contar con algo más que una vida común y corriente, con esto esperan que puedan controlarse desde temprana edad, con alrededor de 19 años reales.


●Gustos●

Gustos:
{Gustos aqúi, mínimo 5}
→ Las fresas con crema.
→ Ama las rosas negras.
→ Caminar durante el atardecer.
→ La música, pero no sabe bailar.
→ El chocolate amargo y con menta.
→ La Equitación.
→ Tocar el piano.
→ El esgrima.

●Odios●

Odios:
{Mínimo 5}
→ Las mentiras.
→ Las personas que usan a los demás.
→ La lluvia.
→ El calor.
→ Las espinacas.


●Otros Datos●

Hobbies:
→ Dibujar.
→ Coleccionar pétalos de flores.
→ Cultivar rosas.

Miedos:
→ Le temer a enamorarse y no ser correspondida.
→ A asesinar a un ser querido, en un arranque de sed.

Fobias:
→ Aracnofobia.
→ Coulrofobia (fobia a los payasos)

Secretos:
→ Esta enamorada de su mejor amigo Albert.
→ En sus primeros años como vampiro, asesino a una familia que pensaba en exponerla al público.
→ Como ha vivido por mucho tiempo, ha tenido la oportunidad de hacer varias carreras.
avatar
Áine O'Connor

Mensajes : 39
Euros : 44
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/11/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.